viernes, 18 de septiembre de 2015

MIS ZAPATOS Y YO... Y NOVEDADES PRE-OTOÑALES

Ohhhhhhhhhhhhhhhh! Qué sensación de vacío al escuchar a tu padre a las 6 y pico de la mañana llevándose tus zapatitos!!!!!! Esos zapatos que fuiste añadiendo a tu armario, de todos los colores, de todas las formas, de invierno, de verano... Tan diferentes entre sí pero con algo en común: los tacones! Vale, hacía ya más de 7 años que estaban guardados ellos en sus respectivas cajas, en una fría habitación en la que ni siquiera contaban con el calor de su dueña cerca... Nunca lo había pensado! Tenían que estar ofendidos conmigo! Sin explicación alguna se quedaron sin empleo desde que fueron sustituidos por altas instancias. Pero otras altas instancias (véase, la falta de espacio) los desterró para siempre. Aunque debe quedarles el consuelo de que se les dio una nueva oportunidad todos estos años porque... y si algún día podía volver a usarlos? Jo, y cómo se puede uno desprender  de algo así! Porque además ahora no los volverás a ver nunca más! Recuerdo de tiempos pasados en que salías tú sola por ahí con esos peazo tacones... Unos tacones lo cambian todo! ni tan siquiera unos vaqueros quedan igual con o sin tacones. Y vale, no los podías usar (sería un puntazo verme intentando ponerme en pie sobre unos tacones finos de 7 u 8 centímetros!) pero su marcha... su marcha es como si te faltara un trocito de ti! Te lo acaban de arrancar!

Y tras hacer que os quede la sensación de que estáis antes la Imelda Marcos española... ojalá!... os contaré novedades. Lo primero antes que nada, ayer por fin pude salir a dar la vuelta a mi casa! Es una vuelta literal a mi casa eh? Bueno, para ser más concretos, a las de enfrente. Pero desde el comienzo del verano no había vuelto a hacerlo! No estoy 100% con respecto a cómo estaba pero me animó un montón porque me pareció que es recuperable la falta de todo con la que me he quedado. Eso sí, el dolor de piernas y el mareo con los que acabé fueron dignos de la subida al Everest! Como me estoy tomando lo que resta de mes como mis vacaciones personales, en casa, eso sí! que las tradiciones mejor no moverlas no? pero me siento como un ser humano!!!!!!!!, aprovecho de aquí a principios de octubre para seguir dando esos micro-paseos, espabilar esos músculos haciendo ejercicios que  la fisio me mandó en su momento, y ya el mes que viene, haré mi reaparición estelar  ante ella. Que lo bueno se hace esperar!

Y antes de irme... ayer me reencontré con mis ataques de hipo! Tooooooooooodo el día! Terminas de hipo hasta donde todos vosotros os imagináis! Al final, a la noche, por poco me auto-asfixio tapándome la nariz pero pude con él! Le debí tocar las narices... las suyas, no las mías, pero el caso es que se calmó. Me encantan estos caprichos escleróticos!