martes, 17 de septiembre de 2013

¿QUIEN DIJO MIEDO A UN ANÁLISIS?

Y aquí estoy de nuevo! Llevo días sin  escribir por dos razones: que llevo unos diitas un poco chofff pero es más de lo mismo así que es sólo cuestión de que pase y ya. Y la segunda razón es que mi vida es taaaaaaaaaaaan aburrida que pasan pocas cosas dignas de mención! jajaja. Lo cierto es que estoy ,como todos los años por estas fechas, sin ganas de empezar a dar clases pero deseando empezarlas. Incongruente, lo sé!! Esa soy yo!!! No sé ni cómo puedo pretender que alguien me entienda si no me entiendo ni yo! Pero por un lado me hacen sentir hasta que hago algo útil... que me cuesten un mundo la mitad de las veces no cuenta... Y también parece como que mi vida es más activa socialmente! Vale, con niños pequeños, adolescentes y sus padres. Tampoco es que se pueda decir que es la caña, pero oye!! menos es nada no???? Igual un día de estos viene a recoger a algún niño un tío o un hermano mayor buenorro, simpático, y todas esas cosas!! jajaja. (Ahora es cuando me caigo de la cama y me despierto :)) . La esperanza es lo último que se pierde según dicen...

El caso es que las empezaré en octubre. Empiezo clases y curso lectivo de médicos, jajajaja. Ya me tocan revisiones y rehabilitadora, que voy necesitando la toxina botulínica... lo que viene a ser botox. Me ponen en el gemelo derecho para evitar espasticidad. Y traducido para los mortales, me lo ponen porque el pie al caminar va a lo suyo y se descoloca; al caminar mal me hago daño en tobillo, rodilla, muslo, cadera... y esto ayuda a que la colocación del pie sea más correcta. Se supone que el efecto dura 4 meses, creo!, pero esta última vez me duró bastante más y empezó a desvanecerse en verano, que no lo ponen. Y quien me iba a decir a mí que iba a ser yo misma quien lo iba a pedir!!!!! Porque a ver, yo soy bestia aguantando dolor pero no duele, noooooooooooooooo!!!! Es peor!!! Te pinchan en varios sitios y rebuscan por dentro...No entro en detalles pero creedme, DUELE!!!!!!!!!!! No seré yo quien vaya a ponerse botox en la cara!!! Pero qué le vamos a hacer! llevo todo el verano fastidiada de más así que... menos mal que al menos compensa!

Y la revisión con el neurólogo... primero a pedirle cita a la enfermera del hospital de día para que me haga el análisis, que no le corresponde a ella pero nos lo dijo tanto ella como el neuro en vista de lo que cuesta que me saquen sangre. La última vez en el centro de salud fue todo un show. Bueno, suele serlo pero esa vez me superé. Yo entro como una persona normal, pongo mi bracito alli en el como se llame, y el o la enfermera de turno empieza a toquetear en busca de la vena perdida. Entonces la persona en cuestión va en búsqueda de otr@ para que le ayude. Es genial porque mientras trastean con tus brazos (a estas alturas la búsqueda se ha ampliado a los dos brazos), ves pasar a la gente de la otra fila poner su brazo, les pinchan, les sacan sangre en un plis y ale! a otro se ha dicho! Pero yo sigo ahi, pidiéndole por lo bajini a mis venas que me hagan el favorcillo de hacer acto de presencia. Y antes, aún con trabajo, normalmente salían aunque fuera en lugares poco convencionales pero esa última vez fue genial!!! Después de esos pasos iniciales de búsqueda en ambos brazos tras pegarles tortas cariñosas, y tras pinchar unas cuantas veces sin resultados, y después de tener a tres personas en la búsqueda mostrando mis bellos brazos y que pasara tooooda la gente que iba a hacerse análisis, nos quedamos solos en la pequeña sala los tres enfermeros, la que atiende cuando entras (que ni idea de lo que es...), mi madre y los dos estudiantes pasmados que hay. Y deciden llenar un guante con agua caliente a ver si mis tímidas venas se deciden, pero aquello caliente, lo que se dice caliente, como que no era! Y después de arduos trabajos, la tía consigue pinchar en el lado exterior de mi mano izquierda, cerquita del dedo pequeño, pero como sale poca sangre... no la suficiente como para desangrase, vamos... coge jeringuillas tamaño mini mini súper mini para ir sacando la sangre y metiéndola en los tubos (que por cierto, me hacen falta mínimo tres!!!!). Y para meter mi preciada sangre en los tubos usa a la estudiante, que esta agilipollada, todo sea dicho. Total, que cuando por fin!!!!!!!!!!!!! llena una mini mini jeringuilla, se la pasa a la pasmada y cuando se da cuenta, la pasmada no está metiendo la sangre en los tubitos (necesario para que no se coagule y por lo tanto, sea inservible). Ella disimuladamente casi se come a la pasmada pero yo casi me levanto y le clavo la jeringuilla a lo bestia!!!! me entraron unos instintos asesinos que no veas! Cómo se notaba que no era a ella a la que llevaban una hora pinchando, buscando venas a base de palos!!! Para que cuando por fin sale sangre, poca y con esfuerzo, pero sale, ella me la vaya a echar a perder!!!!!!!! Pero al final, tras dolorcillo aquí y allá, la vergüenza por no tener venas y esas cosas, pude salir!!!!!!!!!!! Qué ilusión volver a ver el cielo!!!!!! :P La cuestión es que tras ese capítulo, me dijeron que fuera al hospital y me los hace mi enfermera, que tiene una paciencia como para hacerle una estatua. Y esa es la odisea para ir a una mísera revisión con el neurólogo... La revisión es lo que menos me preocupa, jajaja.

No es de esa vez pero suele ser el resultado habitual...


Esta vez tengo que llevarle apuntadas un montón de cosas porque ufff! tengo bastantes más dolores y pensaba aguantarme y callarme para que no me suba dosis ni historias pero ya ayer tuve muy fastidiado el brazo izquierdo, mi único brazo bueno, y como que no... lo necesito!!! Así que cuando vaya haciendo estas cosas, ya os contaré. Que por cierto!!! No quiero hacerme ilusiones pero con un poco de suerte me manda un medicamento que estábamos esperando y que puede ayudarte a caminar... Cruzad los dedos por mí para que ya lo puedan mandar!! Sé que él me lo mandará porque ya se lo comentó a mi madre pero ahora falta que ya esté disponible y que me funcione!!!! Pero seamos positivos!! ;)