viernes, 30 de agosto de 2013

UNA DE MANICURA!!!

Hoy no pensaba escribir pero es que tras una sesión forzada de manicura y sus consecuentes ataques de risa, no podía no contarlo!!! Todo empezó ayer cuando no tengo ni idea de cómo se me partió una uña. He de decir que siempre he sido de llevar las uñas arregladitas y pintadas, cosa que se hace muy complicada cuando yo no puedo arreglármelas y se ha convertido en tarea de mi madre. Y por no ser pesada de más, me las pinto muy de vez en cuando... arreglarlas sí. Por ahí no paso!!! Pero no es tan fácil como pueda parecer... partamos de la base de que mi mano derecha está... agilipollada! No se me ocurre una manera mejor de definirla! En primer lugar, su tendencia es la de cerrarse lo cual ya dificulta todo bastante como os podréis imaginar, así que mi madre ha de colocarse en una postura concreta para que la mano le quede en la posición correcta, porque lo que es la mano, mucho mucho no ayuda! Yo me siento en un sillón y ella en una silla que se va colocando al gusto de la mano... Y ni en broma penséis que yo le voy poniendo cada dedo para que lime, corte o lo que corresponda, cada uña. Yo intento levantar cada dedo pero ella tiene que sujetarlo porque si no el dedo se cierra o directamente se va junto con el brazo que tampoco es demasiado colaborador! Yo intento dejarlo sobre el brazo del sillón pero si me descuido, me río o vete tu a saber, se engurruñe, jajaja. Y lo de reírme pasa sí o sí! Porque ahora llega la segunda parte! Y es que mis uñas son raras!! No tengo ni idea de si la enfermedad habrá influído o no tendrá nada que ver y es simplemente que nací rara y mal hecha pero la cuestión es que las uñas de una mano y las de la otra no tienen nada que ver!!!!!! Y entre eso y que yo soy súper súper súper maniática, ahí nos ves a mi madre que no ve un pijo sin las gafas de cerca y a mí que lo veo todo y todos los defectos imaginables de forma, de que haya una uña más larga que la otra..."discutiendo" porque ella lo ve perfecto y maravilloso y yo todo lo contrario. Al final de arreglar cada uña, hay que mirar el dedo/uña por los dos lados y ahi llega otro problema porque si ya es misión casi imposible poner derecho un dedo con la uña de frente, ya de la otra forma te puede dar un algo! Así, lo que debería ser una tarea de coser y cantar, se convierte en otra ardua tarea como la que conté el otro día de la percha!!!!

Y básicamente ese es el motivo por el que cada vez más a menudo intento evitar pintarme las uñas! A veces por mi madre y no molestarla, y otras simplemente porque para mí supone tal esfuerzo que lo descarto... Tiene narices eh? agotarte por que te arreglen las uñas!!! Pero total, para estar en casa encerrada la mayor parte del tiempo... yo casi me he acostumbrado ya. Igual que a no poder llevar tacones!!!!!!!!!! Eso lo llevo hasta peor si cabe!! jajaja. Yo y zapatos planos??????? Qué va! Eso era impensable!! Claro, que más impensable que verme con ropa tipo pantalones deportivos????? Está difícil decidir qué era más impensable de todo eso, jajaja. Pero que conste que si me pongo ropa así, cutre-deportiva, es sólo para estar en casa o cuando he tenido rehabilitación eh??? No hay que colarse!!!!!!!

Pero si hay una cosa que está más clara que el agua cristalina es que no sé qué sería de mí sin mi madre.