lunes, 8 de mayo de 2017

REVISIONES, PEDÚNCULOS Y OTRAS COSAS...

El otro día tuve revisión con el neurólogo. Uno de esos pocos días en que puedo hasta ponerme guapa para salir. Para ir al hospital... es que tiene guasa la cosa ; pero oye! no se sale todos los días! Literalmente, jajaja. La revisión fue... no fue mal pero tampoco especialmente bien. Fue una revisión adelantada a los 3 meses para ver resultados de una resonancia, de esas que tanto me apasionan, que me había mandado la última vez. Motivo: los mareos extraños de los que creo haber hablado por aquí alguna vez. Creo... Unos mareos a los que no encuentro forma de explicar, por mucho que él se empeñe e insista en preguntar que si son como si las cosas se movieran. No lo son pero tras un montón de meses continúo sin encontrar una explicación/descripción. Me entra complejo de inepta cada vez que insiste en que le explique pero no debo ser la única en no poder especificar un síntoma no? Yo sigo intentando dar con esa explicación. Cada vez estoy más "segura" de que tiene algo que ver con la vista que últimamente me ha dado algún sustillo pero habrá que esperar... O no! Si esos sustillos no vuelven a repetirse, lo cual sería de agradecer. Yo, como la persona generosa que soy, les permito tomarse unas vacaciones indefinidas! La cuestión es que la resonancia salió bien, sin lesiones activas. Hasta ahí, genial. Pero luego llegaron las pruebas neurológicas pertinentes. Dedo a nariz con ojos cerrados... O no... Que mi mano derecha carezca de coordinación no es nada que sorprenda a estas alturas. Que lo haga la izquierda, sí. Y así fue. Nada especialmente preocupante pero sí algo novedoso. Ya había notado yo algo en casa al estampar algún dedo  en las gafas. (Ver http://imprevisibleesclerosismultiple.blogspot.com.es/2016/09/anatomia-de-mis-gafas-y-su-mala.html ) Pero vale...

 Y llegamos al diapasón. Que lo note poco tirando a poquísimo en pie derecho, también habitual... que no lo note en absoluto, no tanto pero es el lado derecho, el "malo", así que vale, aceptamos pulpo como animal de compañía. Pero que no lo note en absoluto en pie izquierdo NO tiene nada de habitual. Así que estupendo. Mi médico es de pocas explicaciones (salvo si se le piden, eso sí) y yo de pocas preguntas pero saquemos conclusiones rápidas: No estaré peor pero mi lado izquierdo va notando la presencia de la e.m. Teniendo en cuenta que mi cerebro está hecho un auténtico colador,  supongo que muy muy extraño tampoco es. Y os estaréis diciendo" y por qué no preguntaste?". Respuesta sencilla: porque mientras no sea algo grave o especialmente anormal sino detalles de cosas que son bastante obvias en una enfermedad degenerativa, para qué preguntar? Mi vida no iba a cambiar en absoluto al volver a casa. Yo pregunto pero si veo que se trata de algo grave o fuera de mi normalidad (a lo cual, él ya se suele adelantar). De hecho, si la próxima vez vuelve a ocurrir, ya lo comentaré. Eso sí, no hacía mucha gracia ser consciente de que debería estar notando algo que no notaba. Vale, normalmente es una sensibilidad variable pero no  tan variable!... Aunque los pinchacitos si que los noté! Que alegría saber que si me descuartizan, lo notaría y todo! (Vale, soy un pelín bestia...;)

Uyyy, y el equilibrio? Como habría dicho una vecina de mi abuela "chachi piruli". Traducción: desastrosamente desastroso. Tanto como para que él me dijera "muy bien" en plan palabras de aliento tras agarrarme a su mesa y a él para no escoñarme. Fue un "muy bien" que bien se podría traducir por "eyyyy! chavala! a dónde vas??? don't worry, be happy". 

En esencia, esa fue la conclusión de la revisión... Más análisis que mandó para poder aumentarme la medicación para los espasmos y saber que tengo los pedúnculos mu malicos... Si es que sin pedúnculos no se puede estar! Nada, el resultado de la resonancia, que el cerebro lo conocerán poco pero clasificación de todas sus partes tienen eh??? Y no pueden tener nombres más bonitos, no! Que si "preferencia pericentricular y pericallosas", "lesiones infratentoriales en pedúnculos cerebrales"... Ah! y "atrofia corticosubcortical"... Suena bello cual camello eh???

En fín, tras la visita hospitalaria de rigor, fuimos (mis padres y yo)a tomar algo a un bar. La cita fue a las 2 de la tarde, ya hacía hambre. Y una vez en el local en cuestión, mi madre y yo nos dispusimos a tomar asiento (mi padre mientras aparcaba el coche) y mientras tanto la camarera nos preguntaba por lo que deseábamos beber. Y yo, con muchas ganas de tomar una copa de vino, confundí mis  palabras (la camarera debería haber sabido que no puedo estar en dos cosas a la vez! Sentarme y pedir? Insensata!) y en lugar de pedir "un Rioja" pedí "un tinto". Aún sin haber acomodado mis posaderas en la silla, escucho "con limón?". Y ahí empezó un rápido viaje de mi cerebro (y sus pedúnculos): "limón? es un vino!... Ahhh! Se ha confundido y ha pensado que quiero un tinto de verano! Fallo mío! Más o menos... Pero oye! Buena idea, no he desayunado, el tinto lo mismo me sienta mal y me marea...". Y en esas que vuelvo a escuchar "o blanca?", a lo que respondí que blanca mejor siendo consciente de que me estaría tomando por lerda porque todo el proceso éste, mi cerebro no lo realizó precisamente rápido y ágil, como más tarde me confirmaría mi madre. Y así es, señoras y señores, como se toman decisiones rápidas a cámara lenta...